Posts etiquetados ‘rosario’

POR: JUAN CRUZ ROMERO

EL 24-09-2011 viernes, teníamos planificado salir luego de cortar todos en el trabajo para la zona de Gaboto y acampar en las islas, buscando el dorado contra el Paraná, por desgracia amaneció horrible, una de las lanchas suspendió el viaje de entrada, confieso que no quería suspender, sabía que iba a estar feo hasta el medio día por www.windguru.com, una buena pagina de pronóstico del tiempo que nos informa, con 12 horas de retraso gratuitamente o con tres horas si es abonado, de las velocidades y las rachas del viento, aparte de la temperatura y la nubosidad diferenciando tres alturas de nubes, cuestión que es muy útil una vez que le agarramos la mano a la información…

Bueno, sabido esto al terminar mi jornada laboral, y con el auto cargado voy a lo de mi hermano, mariano, con quien tenía programada a salida, y me encuentro con él listo y con el bolso armado, al grito de…”vamos igual, va a mejorar”… bue. Si insistís, vamos, pero no a Gaboto, vamos para el lado de entre ríos, a las cuevas…. listo, salimos…. y tipo 17 ya estábamos botando el gomón desarmable al agua, partimos para una zona recomendada por amigos, años anteriores, nos dimos cuenta de que la isla en esos lugares estaba pelada, con pocos árboles y sin leña, así que decidimos retroceder un poco hasta un saucedal, armar campamento y salir urgente a pescar, porque habíamos notado que habíamos dejado la parrilla y el matambre para la primer noche olvidados en casa, así que salimos a probar suerte con señuelos, y ver si nos procurábamos nuestro alimento… hicimos una pasada de trolling en la zona elegida, el pique no se hizo esperar, un dorado muy lindo que después de la primer foto en el reboleo de energía del bicho volvió por sus meritos al agua, no es muy seguro meter a los peces en el gomón, ya nos pasó que se ensañen con la manguera de la nafta, y casi nos dejan en el rio… es chico el bote para estos menesteres…. verdaderamente zafó de la parrilla (que no teníamos) al ratito, o sea, a la segunda vuelta, la caña de mariano acuso esfuerzo, que se transformo en cena, un dorado muy lindo también, digo lindo hablando de la zona, que agradecemos al rio por darnos semejante alimento… (es la foto que parece de noche por que usamos el flash)

Acabada la faena, decidimos volver ya que el sol se había escondido y el enjambre de arroyos era temible, sumado a nuestro desconocimiento y la falta de luna era una mala combinación, así que nos dirigimos al campamento, a juntar leña y diagramar de alguna forma algo que contenga la presa sobre las brazas, así que sacamos un poco de scoutismo que nunca nos deja y con algunas ramas de sauce verde hicimos una parrilla, que duro todo el campamento… sal y limón, y a dormir tranquilos, previa caminata nocturna, muy linda isla elegimos.

El sábado a la mañana, yo elegí torrar, mariano salió a ver que veía por la isla, preparamos el desayuno y tipo 10 salimos a pegarle una pasadita con señuelos, el dia esta tremendo, implacable, zarpado, el viento había cambiado era norte en ese momento, pero venia fresquito… la pesca se dio bastante bien pero no tan firme como esperábamos ya que el día anterior hicimos dos intentos y fueron dos piques, esta vez derivamos, troleamos, y sacamos unos cuantos chiquitines de cerca del kilo… y algún pique lindo errado, tipo una volvimos, comimos unos sanguches de milanesa que teníamos listos y descansamos un rato…

A la tarde, tipo 17 salimos de vuelta, ahora recorrimos un poco mas rio abajo, y sacamos dos o tres dorados lindos, no muchos, pero lindos, divertido, el pique también se dio con mosca..

Cuando volvimos y nos estábamos disponiendo a hacer un guiso, nos dimos cuenta de que nos habían sustraído la olla, que estaba al costado de la carpa, limpia, solo la habíamos usado para el agua de los mates, esto nos dolió y ya queríamos salir a increpar a la gente de una rancho que habíamos visto más abajo, pero nos calmamos, para no mandarnos ninguna de rambo por una olla… fue la de cal o la de arena como gusten, así salimos otra vez a buscar un dorado para hacer nuevamente a la parrilla, cuestión que no nos costo nada, ya que era al atardecer la hora pico del pique… .

A la noche salimos a caminar la isla, vimos varios gatos overos, negros y bastante creciditos, muchas comadrejas, y muuuchas vacas torrando por ahí… después de otra linda caminata nos tomamos unos wiskis y nos dispusimos a torrar para recargar las pilas

Ya en el domingo, hicimos otra vez la pasada matutina, con mosca y señuelos, sin muchas ganas por que pasaban lanchas, sacamos 5 o 6 doraditos, y decidimos dejarnos llevar por el rio tomando unos mates, paseando, mirando los animales de la isla, cuando de repente después de bajar bastante, veo una corredera que salía de una laguna lugar propicio para que este acechando mi dorado, tiro, y saco en el primer pique un doradito muy chico, pero cuestión que sirvió para activar a mi hermano que tira, ya pasada la salida de la corredera, en un lugar que el arroyo se ensanchaba.. prende un hermoso bicho grandecito, tiro al lado y prendo otro, esta técnica la bautizamos con juan manuel (titi) un amigo y participe del blog, como “robando hermanos”, ya que el dorado caza en cardumen y ataca a otros cardúmenes, muchas veces se da que hay peces esperando que el dorado cazador se le escape algo de su boca, o tratando de acorralar al cardumen de forrajeros, que en este caso eran nuestros señuelos… si teníamos 10 cañas sacábamos 10 dorados, se veían 6 o 7 detrás cada una de nuestras capturas… así fue que pasamos la mañana pescando bichos lindos con señuelos y con fly cast, que no corría con la misma suerte, por la velocidad del rio, la mosca, no llegaba a profundizar lo necesario, además de la ineficacia de la línea que estaba usando (era de hundimiento lento, ya que en otra pesca una palometa me corto al medio la de hundimiento rápido).

Mas o menos a las 13:30 decidimos cortar y volver al campamento a ver si podíamos hacer el estofado a la cajita ya que no contábamos mas con la olla… llegamos, abrimos entera la cajita de cindor, si! Era una chocolatada y no un vino!! Dicen que con vino funciona mejor.. será una excusa? creo que si. Cortamos la carne chiquita, cortamos cebolla, y colocamos, cebolla-carne-cebolla, previo condimento, y le agregamos algo de puré de tomate, le armamos un soporte con una estaca de la carpa, un balancín de pesca de alambre y unas ramas de sauce verde, lo pusimos cerca del fuego y le fuimos arrimando brazas… como a la hora comimos un guisaso, en porción chica, mientras, nos saludaba prefectura desde el rio y nos veía saborear nuestro almuerzo campero. Sin más, ya habíamos desarmado el campamento, pegamos la vuelta tipo 17, y volvimos a Rosario con la panza, el alma y el corazón dichosos.

Costo de la salida.. dos tercios de tanque de nafta de 24 litros, dos sanguches de milanesa, un pure de tomates, tres cebollitas, algunos señuelos perdidos por dorados ultra voraces, un vino, un par de vasos de wisqui, café, masitas, una cindor y la nafta para recorrer cerca de 100 km por ruta..

Señuelos rendidores: rapala ratling 8, y chinos grandes varios y a gusto, creo que cualquiera que ande bien en esta circunstancia pesca, pero es determinante que nade bien, las moscas mas pescadoras fueron oscuras, lastradas, con línea de hundimiento.

Saludos a todos y nos vemos en el rio.

Anuncios

Salida a las islas desde Rosario

Publicado: 26/09/2011 en CAZA, NÁUTICA, PESCA
Etiquetas:, , , ,

La aventura comenzó el sábado a la mañana decidiendo si con los gomones (uno de 3 m y otro de 4.3m, los dos con 15 hp) podríamos hacerle frente a la sudestada, de 40 Km. hasta ese momento pronosticada. Decidimos encontrarnos en el río y evaluar; en el instante que estábamos listos, el río dio una leve tregua y cruzamos, muy bien, el de 3 m se sacudió un poco, pero dejándose llevar sin saltar las olas se hacía llevadero, un poco húmedo pero bastante bien, en el de 4.3 ni un problema, muy estable.. así fue que partimos desde la florida y nos dirigimos hacia el norte por el Paraná viejo, tomamos la boca de la milonga, llegamos a la laguna que se forma al costado del puente cuando topa contra el canal accesorio, desde ahí al oeste por el canal la zorra, en donde en otro momento pudimos pescar muy bien, desde aquí tomamos rumbo oeste protegidos por el puente a nuestra derecha, que nos tapaba el viento sur… navegamos unos 15 Km. hasta el arroyo o río san Lorenzo, en donde giramos hacia el norte (río arriba) y lo navegamos otros 5 o 6 Km., hasta una isla, muy linda que creímos propicia para armar campamento, al viaje tomo mas de una hora, retrasados por el lerdo cruce del Paraná, y la marcha regulada por el ahorro al máximo de nafta, ya que solo teníamos un tanque de 24 L y una reserva de 5 L cada uno… apenas llegamos a la isla nos sorprende una yarará de un metro.. empezamos a juntar leña para hacer un fuego y así espantar a toda posible animalia que se le ocurra molestar…

Ni bien llegamos, en el primer intento sobre una correderita con un señuelo, se prendió el primero dorado de un kilo y medio, que fue el único por un rato… apenas pudimos salimos a dar una vuelta con Santiago, a ver que tal las islas, y si había patos, cosa que hicimos, cazamos algunos, no tantos ya que el campamento no estaba destinado tanto a la caza sino a la pesca, la verdad es que el río esta muy desbordado en esta zona.. Vimos muchos patos, muchas garzas, tuyangos, pacá, la verdad que es un lugar hermoso, pero la pesca se hizo desear… por lo menos el dorado… por la noche comimos un guisaso con los patos que cazamos, y seguimos pescando con todo, sábalo, amarillo, lo único que resulto fue la lombriz, que tenia un pique cada vez que caía al agua, sacamos algunos bagres amarillos de lindo tamaño pero nada que nos sorprendiera…

Al otro día siguió la pesca variada con carnada y algunos dorados mínimos con señuelos.

Una salida de caza de menor

Publicado: 09/05/2011 en CAZA
Etiquetas:, , , ,

Por Lucas


Agradeciendo desde ya el espacio cedido por Juan Cruz Romero, para poder escribir una nota en su blog, voy a comentar una salida de caza de perdices que hicimos junto a mi amigo y cumpa de caza Sebastian Luraschi, durante los días 7 y 8 de mayo de 2011 en la zona de Tapalque, centro de la provincia de Buenos Aires.

La salida se programó para estar en Tapalque el viernes a la noche, con la idea de cazar sábado completo y domingo a la mañana, para emprender el regreso al mediodía.

La planificación de la cacería, en tres bloques de caza, es decir, sábado a la mañana, sábado a la tarde y domingo por la mañana, no responde únicamente a conveniencia horaria o de viaje, sino también a no agotar en demasía a nuestros perros de muestra.

Por mi experiencia y la de varios de mis amigos cazadores y criadores de perros de muestra, un perro puede desempeñarse correctamente en cacería en jornadas limitadas, de entre hora y media y dos y no más de dos días seguidos de caza.

Si extendemos ese tiempo o la cantidad de jornadas, nuestro fiel amigo se comenzará a cansar más de lo debido, esto trae distracciones, malas muestras, en fin todo un mal desempeño que solo logra empañar la salida de caza y en perros de mas de 5 años puede acarrear serios problemas de salud y hasta la muerte súbita.

La cacería yo la realice junto a mi querida perra Lola, una bretona que comienza a andar su sexta temporada de caza, es decir que es una perra madura y hecha y derecha en lo que es muestra y recupero de presas de caza. Mi cumpa Seba cazaría con su perra Pampa, una perra braco Kurza de siete años de edad y muchísima experiencia en el campo.

Utilizaríamos por mi parte una escopeta marca Franchi calibre 20 yuxtapuesta con choque medio y cilíndrico, cartuchos Orbea de munición 8. Seba por su parte usa calibre 12 y cartuchos munición 7 en 30 gramos.


Preparada para arrancar

Pasando ya a la cacería, el sábado por la mañana arrancamos con mucho rocío y un lindo viento, ideal para que nuestros perros puedan ventear y encontrar los rastros adecuadamente.


Costaba encontrar las perdices, ya que siempre a principio de temporada las bichas andan muy desparramadas, muchos pastos, muchos sembrados y cuesta encontrarlas en los lotes, pero gracias al correcto andar de nuestros perros pudimos llegar a una buena cantidad de perdices para antes del asado.


Luego de rico asado cocinado por el Feli y compartido con la gente del campo partimos hacia la localidad de Alvear donde probaríamos otro campo y la idea sería ver de cazar algunas coloradas.



La tarde se presento ideal, calmo bastante en viento que había soplado muy fuerte al mediodía y el campo era pintado.

Perdiciamos un rato y para entradas las 16 horas encaramos un lote de cardo castilla (pasto duro y espinado donde acostumbran dormir las colos) pegado a un sorgo en pie, el lugar era el soñado por todo cazador de perdices de ala roja.


Perdiciendo con Lola

En un rato pudimos cazar unas cuantas y ver volar muchas, la idea no es matar sin más estas verdaderas gallinitas, sino cazar algunas para darnos el gusto y después evaluar la cantidad que viven en el campo, ya que notamos que año a año, gracias a como lo cuidamos, la población de colos es cada vez mayor.


Cazando coloradas


Cansados pero satisfechos, regresamos a Tapalque, para luego de un buen baño, picar algo y a la cama.

El domingo amaneció hermoso, fresco pero ya muy ventoso, hecho que no nos achicó y salimos a un campo para la zona de San Bernardo.

Campo hermoso para la perdiz chica, pastos bajos, amarillitos con pajonalcitos chicos donde la perdiz se refugia antes las amenazas de cazadores, perros, zorros, entre otros depredadores naturales y no tanto.

Largue a la Lola tipo nueve de la mañana y para las diez ya teníamos el chaleco lleno y volvimos al auto a dejar perdices, hidratarnos (importantísimo tener el perro bien hidratado porque de ello depende gran parte de su olfato) y descansar un rato las piernas.


Lola sosteniendo la marca

Luego de un rato de ver el campo, junto al Feli, decidimos hacer la última rondita del lance. En esta oportunidad le toco tirar al Feli y a mí las fotos.


El Feli y Lola en acción

La Lola la verdad que deslumbro a propios y extraños en el campo ese domingo a la mañana y yo no podía ocultar mi orgullo por mi bretoncita perdicera.


La Lola ventenado una perdiz colorada

Como final de esta notita, comento que cacé con calibre 20 como comenté y en munición 8 y pese al viento no tuve problemas en derribar varias presas. El secreto es saber anticiparnos gracias a la posición del perro, sentido del viento y nuestra propia posición en donde saldrá al vuelo la perdiz y una vez en el aire, seguirla con la escopeta, taparla, adelantar mas de lo normal y sin cortar el swing apretar el gatillo y esperar la caída. Todos estos conceptos si Juan Cruz lo permite lo trataré de explicar en mi próxima nota.

Saludos a todos y gracias por su atención.


El resultado de la mañana del domingo

Taruchas Rosarinas

Publicado: 05/05/2011 en PESCA
Etiquetas:, , , ,

AUTOR: JUAN MANUEL PENONE

En diciembre de 2010, con la in

tencion de probar una nueva linea para mi caña #6… fuimos  Juan Cruz y Juan manuel a hacer unos tiros a los doradillos… y los encontramos… muchisimos de pequeño porte…

Juan Cruz… es bastante enfermo de las tarus… y siempre intentando, y nunca podiamos dar con ellas… bueno, HOY LAS ENCONTRAMOS Y COMOOOO!!!

Luego de ir alternando doradillos y tarus, decidi dedicarme solo a estas, asi que desarme la #6 y arme la 4 para disfrutarlas a pleno!

Sacamos facilmente entre los dos 20 taruchas cada uno… y otro tanto de doradillos!!!

Sin mas, pongo algunas fotos.

chafalotes

Publicado: 05/05/2011 en PESCA, PESCA CON MOSCA
Etiquetas:, , , ,

AUTOR: JUAN MANUEL PENONE

Esta pesca la hicimos es noviembre de 2010 juan manuel, lucas y juan cruz. La cosa empezó ayer a la mañana, cuando los tres estabamos realizando nuestras tareas laborales, mensaje va, mensaje viene, teniamos como primer opcion un lugar muy trillado y concurrido, pero despues nos decidimos por bajar la lancha y buscar algo mejor para pescar. Fue asi como a las 14 salimos de mi casa rumbo al río, bajamos la lancha rápido, llenamos la heladerita, y rumbo al pesquero elegido. Navegamos unos 15, 20 minutos para hacer la primer parada, junto a la entrada de una laguna que se encajona en un arroyito profundo, con un reventón tremendo y muy rendidora, aunque ayer solo nos dio un pique fallido de un chafa grande que luego de unos salto se fue y otro de doradillo. Rapidamente, navegamos 5 minutos hacia el otro lugar de los que teniamos pensados relevar, y ahi si, era un hervidero como dijo salminus! corridas en el medio del remanso, contra las cosas, mojarras que saltaban fuera del agua!!! cañas al agua y sas, pique y pique, chafas, dorados, y hasta un pacú reloj sacó juan cruz romero!!! La pesca la hicimos en un 70% gareteando y golpenado costas o dando vuelta en un remanso inmenso pescando chafas, tambien un rato nos bajamos y probamos una punta linda, donde los chafas se nos burlaban siguiendo nuestras moscas y mostrando sus lomos y abrian sus bocas justo antes de prenderse!!! y ahi fue donde juan cruz se lucio con su pacu reloj, la verdad hermoso pez. Los equipos que armamos fueron 3 cañas de bait y dos de moscas para linea 7 una sinkin tip y otra de flote. Los señuelos más rendidores fueron los liples grandotes en colores blancos o plateados y la rompio un paseante en amarillo y naranja. Todavia me acuerdo de ver subir esos dorados tras mi paseante y me emociono!!!! Las moscas que mejor tentaron peces, andinos tradicionales en rosa y oscuras. Agredezco a mis compañeros por la hermosa tarde compartida, y si no es esta tarde, la semana que viene le vamos a pegar re duro asi

que afilen anzuelos!!! Saludos a todos y acá van algunas fotos.

AUTOR: JUAN MANUEL PENONE

Salida a el arroyito de GM, juan manuel, juan cruz y pedro a ver si teniamos suertes con las tan complicadas y dificiles chanchitas…
Y tuvimos bastante suerte… jodido de pescar un arroyito del mal… bastante encajonado, yuyales, pajonales… mucho verdin… pero le encontramos la vuelta…
Los 3 pescamos con caña 4 y line a de flote… y algunas ninfitas… en mi caso la mejor mosca fue una scud, anzuelo #16.

Un par de fotos…



27/09/2010

AUTOR: PEDRO AMELONG

Hola Gente!

Quería contarles que el finde el tiempo nos permitió huir por segunda vez y guarecernos en las hermosas islas a la altura de la Boya 500.

El lugar: Increíble, cada mes que pasa, más linda y florecida la isla, los pájaros y animales completan un paisaje de flora esculpido a mano.

El sábado por la mañana partimos nuevamente desde Puerto Gaboto con rumbo a la Boya 500, que un tiempito atrás había pagado bien, pero obvio que queríamos más.

La primer parada la hicimos cerca del medio día, en una isleta que divide el cauce de un riacho formando dos correderas fuertes y con troncos en las costas sumergidos en su costa que forman la guarida natural del dorado pez. Por más que la picada estaba tentadora, las ansias y ganas de pescar tiraban más que dorado enojado, y me fui para la punta donde chocaba la correntada aprovechando que se facilitaba el cast.

Varios tiros y piquecitos que no concretaba, hasta que la mosca se metió abajo del tronco caído, y la sorpresa gano la punta de la caña con una frenada que parecía un bruto enganche…clavada por las dudas y el salto que delató la presencia del oculto pez!!! Se trabó una lucha hermosa para evitar que gane los palos, varios saltos de medio cuerpo afuera, yo a los gritos de locura, y con la ayuda de Lucas pudimos sacar el hermoso animalito.


Que alegría che, ya se anticipada una jornada prometedora. Enseguida se sumaron Lucas, Seba, Pablo y Bruno, quienes también pincharon unos lindos doraditos a mosca.


Picamos algo rápido como para engañar al estomago y seguimos viaje hacia el punto de campamento. Sin perder tiempo armamos la ranchada y nos dividimos en 2 lanchas: en una Lucas y Bruno, y en la otra los dos Seba, Pablo y yo.

Comenzamos intentando a los palos desde la lancha (nunca había pescado de esa forma, así que Pablo me enseñaba la técnica), y los chicos sacaron un par y seguimos hasta una entradita a un lagunón donde el viaje anterior habíamos sacado muchos doradillos, pero esta vez no estaban a full, pero Seba sacó una Tarucha que más bien parecía dorado por como saltaba y peleaba: explotaba el agua cada salto que hacia el bicho, era realmente grande y agresiva. Después sacó otra algo más pequeña, y me arrime a probar suerte, pero picaban muy suavecito y no pude pinchar ninguna…

El otro Seba, aguas arriba anduvo muy bien con los doradillos, y despeluchando sus primeras y hermosas moscas que se ató. Por mi parte, le intentaba a un árbol hundido que prometía mucho, y tuve 3 piques de un lindo dorado, pero no lo pude sacar al muy habilidoso, y me cobro una mosca ese tronco che.

Volviendo a la ranchada, el motorcito ya renegaba un poco, así que con Seba bajamos en una isletita muy chica que nos regaló algunos doradillos, y a Seba un tremendo bichazo le tomo la mosca, corrió a los palos y cuando intentó pararlo… Pah!, como que se le enfureció y le cortó el leader el dorado!!!

Los otros dos tripulantes intentaban a los palos. Volvimos a tomar unos mates en la ranchada, y nos rajamos con Seba a seguir pescando en otra isleta que estaba cerquita y con muchos palos caídos alrededor y una enramada que nos permitía cruzar de a pie hasta la isleta. Plagada de doradillos chicos la enramada esa, de a poco nos fuimos hasta la punta donde habían unos palos muy tentadores, a los que Seba le saco varios doradillos, y a mi me saco varias moscas ese tronco y no me regalo ningún dorado… jajaja!


Volvimos a la ranchada, y la otra lancha nos contó que hicieron una pesca excelente. Muchos doradillos, varios dorados lindos, algunas palometas y Facu y Nacho que la descosían con carnada…que más no?





Pollazo al disco de cena, bebidas de por medio, charla y a dormir oyendo los ruidos del sincola que evidentemente merodeaba la zona entre la vegetación.

Al otro día, matienzo tempranito y a la lancha con Lucas, Seba y Pablo para pescar donde la tarde anterior les había ido tan bien a los chicos. Llegamos a la zona de gatillo, y se ve que de mañana estaban medio perezosos los amarillos, pero con el correr de las horas empezaron a mostrarse.

Pablo despertó el pique con algunos doradillos, pero con Lucas y Seba aún no dábamos en la tecla, así que cruzamos a la costa de enfrente y de a poco se empezaron a dar los piques.


Yo arranqué aguas abajo, y por suerte se me dieron dos hermosos doraditos y bien combativos los guachos, que pedían línea a lo loco.


Cuando vuelvo donde estaban los chicos, Lucas había prendido un hermoso bichazo que sólo pude ver por foto, pero por el tamaño me imagino las corridas que le habrá regalado.


Después se cortó un poco el pique y fuimos volviendo. Probamos donde el día anterior Seba saco la tarucha grande, pero no estaban, aunque Seba le saco un lindo Dientudo Real, y el resto prendimos algunos doradillos más.


Seguimos volviendo en lancha, y con Lucas paramos en la misma isletita que
el día anterior pescamos con Seba, y nos regalo algunos dorados más a forma de despedida, sabiendo que pronto tendríamos que emprender la vuelta a casa.

Al medio día comimos un suculento asado acompañado con un sabroso pescado frito que cocinaron Lucas y el viejo de Seba. La peor parte…desarmamos la ranchada, y vuelta a casa a descansar después de dos hermosos días a pura pesca.




Disculpen la extensión del relato, espero no haberles aburrido tanto, pero así trato de transmitirles un poco más la experiencia que vivimos.

Un abrazooo. Nos vemos en el río.

RosRío.

31/08/2010

AUTOR: PEDRO AMELONG

Hola Gente!

Este Sábado y Domingo pasados anduvimos de pesca junto a Lucas y un grupo de amigos suyos (que pertenecen a la Peña Pesquera “El Carayá”: Gente de primera!!!) por la zona de la Boya 500. Saliendo desde Puerto Gaboto fueron unos 35 minutos de lancha.

Ya en la isla nos alojamos en las cabañas “Isla Margarita”, donde nos atendieron de muy buena manera, nos sentimos muy cómodos en el lugar, y compartimos relatos épicos de pesca con “Machi” que es uno de los dueños del lugar junto con su mujer.


Esa zona de islas que no conocía es realmente HERMOSA. Riachos y arroyos muy pero muy lindos, con mucha vegetación, algunos con muy lindas correderas, y otros con menos caudal debido a la bajante que viene marcando el río.


Los cursos que pescamos, si mal no recuerdo se llamaban: El Angelito, El Tabaco, y un par mas que no recuerdo bien.

Al principio no estuvo fácil el pique, probábamos en las correderas más fuertes, pero sin resultados. Supusimos que pueda ser porque la fuerza del agua no permitía bajar nuestras moscas a la profundidad donde se agazapa el dorado.
Así que nos fuimos moviendo en busca del pique, finalmente lo pudimos encontrar en un corte de agua, donde se veía que el riacho alimentaba una de las tantas lagunas del lugar.

La respuesta fue más que inmediata, y se notaba que el bicho estaba reacardumado. Era una cosa de locos, pique tras pique y sin parar. Así las cosas, fui cambiando a moscas algo más grandes con la intención de tentar a Mama o Papa dorado, pero se ve que andaban por otros lados, o que no supimos tentarlos lo suficiente (lo más probable supongo).

En esta entradita de agua fue donde los encontramos por primera vez:

Acá el Colo a full con spinning:


Habiendo pescado más que bien allí, nos mudamos al arroyo “El Angelito”, tratando de llegar a unos saltos que tiene el mismo, pero nos fue imposible porque el nivel del agua no nos lo permitía. Así que llegamos hasta donde pudimos, y si bien se veía mucha actividad de lo que parecían Taruchas, yo no pude pinchar ninguna, pero creo que Lucas pudo agarrar un par.


Muy bajo el nivel del agua, seguíamos caminando (sin piques) buscando un lugar donde se unía este arroyo con otro, y SI, efectivamente allí estaban de nuevo los muy salvajes. Nuevamente era una cosa de locos, pero había que tratar de poner la mosca bien donde se juntaban las dos corrientes de los arroyos, ya que más abajo o más arriba no picaban los muy guachos.

Otra vez cambié por moscas más grandes para ver si venían Papa o Mama pero sin resultados, sólo estaban los pibes. Lindo fue el julepe que me pegué cuando puse una mosca con ojitos de plomo que nadaba bien por el fondo, cuando de repente siento el pique, clavo con la línea y comenzó una corrida bien por el fondo del agua con lo que me imaginaba que había venido Papucho Dorado.

Costó un poco, hasta que al final asomo un cachorrito de Surubí que desgraciadamente estaba enganchado del lomo, por lo menos me llevé la emoción de las corridas.


Al otro día, después del vendaval de la ostia que soplo a la noche fuimos a recorrer otros arroyos, pero ya con el clima bastante mas frío y con BASTANTE viento, lo que complico algo la cosa, pero no nos quedamos sin pescar varios doradillos; en este caso más chicos que los del día anterior, con alguno que otro más respetable.


Los mosqueros éramos Lucas con caña #6, Horacio con caña #8, Seba con caña #8 (que hacía sus primeras armas en el Fly), y yo con mi cañita #6/7 a la que tantas emociones le debo.

Seba haciendo sus primeras armas y estrenando equipo nuevo:

Las moscas que mas nos rindieron fueron Deceivers de colores claros: tipo Charteuse con amarillo y rojo o naranja, o Charteuse con celeste, aunque con colores más oscuros también salían, pero no tanto.

Quiero destacar que estoy contentísimo con la línea Río Mainstream Bass, Pike & Panfish, que tanto me recomendaron para castear moscas grandes como para dorado, y con la que me resulta realmente agradable el casteo. La considero una muy buena inversión.

Desde ya que agradezco a Lucas por la invitación a la salida, y a sus amigos de “El Carayá”, quienes me hicieron sentir como uno más de los suyos, y realmente me mié de la risa entre asados y anzuelos.


El broche de oro, una hermosa fritanga de variada en la isla antes de volvernos, NO TIENE PRECIO Y NO LA PAGA UNA MASTER!JAJAJA :

Espero que les haya gustado, y que pronto se repita una salida de estas, que realmente fue de las mejores.

Un fuerte abrazooo. Nos vemos en el río.

RosRío.

26/05/2010

AUTOR: PEDRO AMELONG

Hola Gente!

Para este finde largo tenía prevista una salida de pesca a Corrientes, que desafortunadamente no pudo ser, pero eran tantas las ganas que tenia de ir a pescar que de los 4 días del finde largo pude salir 3 a pescar, y por suerte a diferentes lugares.

El sábado fuimos con mi hermano para el lado de Ibarlucea donde hay un arroyito bastante chiquito y por suerte no había llovido aun, así que el lugar era una pecera.

Se veían varios doradillos bastante chicos, y al primer tiro con la Chernobyl pinché uno de los “acrobáticos”, que con sus saltitos logro desprenderse a pocos metros de la costa. En ese momento me dije “listo, en esta me pesco mil”, pero de nuevo NO, les ponía la mosca en la cara e iban, la veían y me la despreciaban los muy mal educados.


Así que empecé a probar con otras moscas: desde la Chernobyl y la Cicada, hasta pequeños streamers y Wooly Buggers. Al final de la tarde, fueron sólo 3 los que pude sacar, y 2 o 3 más que picaron pero no los pude sacar.


El domingo me invitaron a Pueblo Esther y de camino nomás se largo la lluvia con tutti, pero como ya se la veía venir, llevamos los pilotines y ni bien mermó un poco el agua le entramos a los cañazos limpios x todos lados.

Mi hermano y su novia pudieron sacar varias palometas con señuelos dentro del atracadero y yo con la mosca…nada de nada. Así que me fui para el lado del Paraná, donde al 3er tiro, fue AHI, si, justo AHI atrás de un tronco que estaba mitad sobre la costa y mitad sobre el río, que formaba una mini correderita, le mande mi andino negra un medio metro corriente arriba, una mini deriva muerta…y SI el pique del doradillo que salió disparando para lo hondo tomando la corriente del río a su favor y brindando una linda peleita. Al final lo pude arrimar a la costa, donde se veía que había otro que le quería morder la mosca que ya tenía prendida en la boca.


Habiendo pescado ese, seguí pescando la costa del río que en ese lugar no debe exceder de los 100 mts. donde se puede pescar, y perdí dos pique de los cuales uno me mostró su cabeza al intentar morder la mosca y se lo veía bastante lindo… una BRONCAAAAA!!!

Pero bueno, obvio que quería más y no le afloje al cañazo, hasta que volví al mismo lugar exactamente donde había sacado el primero. Y SI, volvió a pagar con otro doradillo pescado con la mismísima derivita muerta con la andino negra.

Este dio una muy linda peleita, y no se quería entregar x nada del mundo el muy guacho, a pesar de su tamaño. Fue éste el muy bendito:


La tercera pesca la hicimos con Juan Manuel, y va en otra nota aparte.

Espero que les haya gustado.

Un gran abrazooo. Nos encontramos en el río.

RosRío.

26/04/2010


AUTOR: PEDRO AMELONG

Hola Gente!

Este sábado nos rajamos con mi hermano a pescar, y por suerte pudimos pinchar algunos pescaditos.

Mi hermano con Spinning sacó muchos más doradillos que yo, al menos habrá clavado unos 10 de entre 1 y 1.5 kg. aproximadamente, y yo sólo clave 3 de los cuales dos eran bastante chicos y el tercero algo más respetable, y una taruchita (la primera en lo que va de este año).


La mosca que mejor me rindió fue una Andino negra con cabeza oliva, panza naranja, bastante brillo y ojitos de plomo (desgraciadamente la perdí en un enganche, junto a unas 2 o 3 más); también usé la Ututu que me dio un doradillo bien pegadito a la costa.



Les cuento que estoy pensando muy seriamente en poner “Antienganche” a todas mis moscas, porque la verdad que putié lindo cuando perdí la primer mosca que puse (a la que más fe le tenia) en el primer tiro…

Mi hermano pescó con un señuelo amarillo fluo, de hecho puso ese porque no le tenía fe y si lo perdía no le iba a importar, pero se canso de sacar el guacho.


Casi me olvido, el gordo sacó un dientudo lindo con ese mismo señuelo, y a mi se me escapó otro che.

Algo que nos llamó la atención fue que los doradillos no saltaron tanto ni fueron tan violentos como suelen serlo, se nos ocurrió que podría ser por la temperatura del agua que estaba bien fría.


Otra cosa que ocurría fue que cada vez que asomaba el sol (estaba nublado) se daban los piques…vaya uno a saber porqué no?

Los piques comenzaron recién a partir del mediodía, a la mañana no sacamos ni uno, supongo puede haber sido que a esa hora recién se calentaba un poco más el agua, no sé.


Un abrazooo. Nos cruzamos en el río.

RosRío.