Posts etiquetados ‘moscas’

AUTOR: PEDRO “POROROCA” AMELONG

Hola Gente!

Quería mostrarles stramers que estuve atando para entrarle a los doradillos en esta primavera. Si bien algunos ya los probé durante el verano pasado con muy buen resultado, hay otros que es la primera vez que ato, y a los que les tengo mucha fe. Pero los piques no dependen de cuanta fe les tenga yo, sino del gusto de ellos, así que veremos que pasa.

Estas moscas las ate primordialmente para la pesca en los arroyitos costeros cercanos a Rosario, que suelen ser cursos de escasa profundidad, aguas dentro de todo no tan marrones y no muy anchos, con lo que no son necesarios casteos largos ni moscas grandes, y donde se suelen dar en general doradillos hasta los 2kg con algunas gratas excepciones.

Las mismas las intenté atar lo mas livianas posible, y no miden mas de 10cms. la mas larga, ya que las utilizo con equipo liviano #4 para disfrutar al máximo de las presas a las que aspiro.

Espero que les gusten, y que a alguno le pueda servir a la hora de ponerse a atar.

Esta está atada con fibras de pluma de ñandú y los collares con pluma de gallito de río o pacá(son realmente muy livianas y tienen mucho movimiento en aguas calmas):

Esta atada con marabú:

Estas están atadas con correa de bolso deshilachado:

(Andino 3D) Tiene muy buen volumen con muy poco material:

Más setramers:

Un abrazooo!!!

RosRío.

P.D.: Se ruega todo tipo de críticas “constructivas” por favor.

Anuncios

En esta época del año, es común que empecemos a preparar nuestras moscas para la temporada de dorados, taruchas y chafalotes que ya se acerca. Si bien hoy por hoy y siendo pleno invierno encontramos muchos dorados y taruchas en algunos lugares puntuales de nuestras islas, la pesca con mosca que más disfruto es la que se practica en nuestros arroyitos de campo y para ese tipo de pesca estoy preparando ya mis moscas.

Para pescar ese tipo de arroyos, con poco caudal, aguas rápidas y de colores variables según las circunstancias del clima, uso como equipo de cabecera un 4, probando días de nulo viento con equipos más chicos, aunque creo que el 4 es el ideal ya que no nos quedamos para nada corto ni agotamos en demasía a la presa.

En cuanto a moscas, como me gusta pescar cómodo y relajado, busco siempre moscas extra livianas, poco material, cabezas chicas, el lastre justo y utilizo muchas combinaciones de colores no tradicionales.

Cuando como por estos días me pongo a reponer moscas, para organizarme en el atado, hago una lista de las moscas que tengo divididas por colores para con ello tener siempre una proporción de 50% moscas oscuras (negras, azules oscuros, marrones y las clásicas negras con colores), un 40% de moscas de colores (y acá es donde no escatimo en colores y combinaciones) y un 10% moscas claras e imitaciones de mojarras.

Esa especia de tabla de atado por colores, no es ciencia cierta ni mucho menos, sino que me sirve para ordenarme en el atado según los colores que más uso en las pescas que hago, es por eso que cada uno puede adaptar la tablita a las preferencias y lugares que pesca, tamaños de moscas y muchos etcéteras, pero lo comento porque a mí ese esquema me sirve mucho para mis atadas.

Para el tipo de pesca en ámbitos chicos como los arroyitos de llanura me gusta mucho usar como anticipaba moscas que me sean cómodas castear y que hundan ni bien toquen el agua, ya que este tipo de ámbitos se pescan recorriendo y probando lugares puntuales donde a veces la zona caliente es de apenas un metro de accidente y es ahí donde la mosca tiene que pasar pescando y no flotando.

Una mosca que me da muchísimo resultado para ello, es decir que baje ni bien toca el agua, son strimer que hago a la manera tradicional, me gusta mucho usar para cola plumas, conejo o cras fur ya que son los materiales que más vida le dan a nuestro mosca y es en esa pretensión de vida donde radica el éxito o fracaso de nuestro engaño, terminándolos con una pequeña cabecita de chenil corto.

El chenil absorbe agua y lastra la mosca, por lo que con unos pequeños ojitos de plomos tenemos una mosca liviana y que gana rápidamente la profundidad necesaria para lugares rápidos, con el plus de las vibraciones que generan las puntitas del chenil lo que la hacen muy pescadora.

Como se ven en las moscas que arriba muestro, uso ojitos grandes hechos con los papelitos de las pastillas, esos ojitos me sirven para proteger la mosca y son extra tentadores para el chafalote, así que nunca voy sin moscas con ojitos caseros.

Otra variante de cabezas que me dan excelentes resultados para este tipo de pescas son de tipo andino con algunas fibras de goma, digo algunas porque con que tenga un par de pirinchitos sobra para que atraigan peces que es lo que buscamos.

En cuanto a cabezas de pelo de ciervo, si bien uso las tradicionales tipo andino y no discuto su eficacia, muchas veces estas no profundizan lo rápido que necesitamos o para que lo hagan tenemos que ponerle lastres muy pesados lo que le quita simpleza y elegancia a nuestra pesca; es por ello que me gusta mucho hacer pequeñas cabezas muddler bien recortadas y muchas veces solo la mitad de arriba la hago muddler, recortándola bien agresiva para que sirvan de rampa hacia el fondo donde asechan los dorados.

Pasando a hablar de colores, últimamente estoy pescando de manera más que bien con combinaciones nada convencionales, usando mucho verde fluo, rojo, rosa, celeste y amarillo. Nunca dejo de probar por más flojo que este el pique con mis moscas rojas y verdes fluo, esas siempre me salvan las papas.

Creo que todos tenemos tendencia a pescar con las combinaciones tradicionales (negras y amarillas, negras y rojo, etc.) y si bien son tremendas a la hora de tentar dorados, el uso de esos colores no parte más que de gustos ya que estamos muy lejos de saber cómo realmente ven los peces, por lo que todo lo que se hable de que tal color a tal hora se ve dentro del agua de esta manera u otra no son más que conjeturas con algo de veracidad.

Por eso muchas veces pescamos con una imitación perfecta de mojarra sin tener un pique y cuando ponemos una mosca amarilla y rosa con cabeza celeste pescamos un dorado tras otro, eso se debe a que los peces no ven como nosotros y quizás la mosca esa que no parece nada, en cuanto al color para la vista de los peces sea la más apetecible mojarra.

Lo que observo sí y mucho al momento de poner una mosca es que tipo de carnada (forrajeros) hay en el ambiente, trato siempre de poner la que tenga la silueta más parecida a los mismos, después como digo antes el color es cuestión de probar, pero para mí la silueta es fundamental ya que la sombra que genere nuestra mosca es fundamental al momento de hacer picar a los peces.

Por último y para agosto, septiembre que ya están próximo y con ellos las taruchas que se despiertan con ánimos de aparearse y pican como locas, un material muy bueno es el conejo para nuestros moscas, ya que genera un movimiento cadencia lento y parejo que es irresistible para las bichas, trabajando nuestros moscas despacio y arrastrando fondo, si están seguramente picarán.

Bueno, al final, mi intención al iniciar la nota fue poner unos pasos a pasos de moscas y derivó en esto que creo que es mucho más productivo ya que a más de uno lo hará innovar en cuanto a sus moscas y probar cosas nuevas, teniendo siempre los patrones clásicos como guías pero jugando un poco con colores y formas para de esa forma ir teniendo nuestros propios patrones clásicos.

Lucas D. Quaini

Autor: Pedro Amelong

Hola Gente!

La semana pasada nos juntamos con Juan Cruz después de bastante tiempo que no nos poníamos a atar moscas juntos, y esta vez la intención fue atar algunos engaños “Pensando en Córdoba”.

Con algo de suerte el finde del 27 de Mayo estaríamos rajando para la ciudad mediterránea, aprovechando el último finde vigente de la temporada de pesca cordobesa, haciendo realidad para mí el sueño de debutar con alguna truchita cordobesa, ya que el año pasado no se me pudo dar de hacer este viajecito.

Teníamos data reciente de Lucas, que estuvo pescando por allí hace poquito, y nos comentó que las Tucuras habían sido muy bien recibidas por los peces, así que intentos de imitaciones de Tucuras fue lo que me dispuse a atar!!!

Dentro de los materiales con los que contaba para atar moscas de flote tenia pelo de cuerpo de ciervo, y goma Eva, así que intente imitaciones con estos dos materiales.

Con pelo de cuerpo de ciervo salieron éstas (no pidan nada realista eh!jajaja):

La receta es bastante simple: – Anzuelito #14 de patita algo larga; – Pelo de Cuerpo de Ciervo; – Patitas de Gomita.

Y con goma Eva y algo de ciervo, lo que salió fue esto:

Aprovechando que estábamos con las terrestres, até unos intentos de cascaruditos, también con Eva y ciervo, y me gustaron bastante como quedaron, aunque por supuesto a las que les tiene que gustar es a la truchitas!!! Ojala que así sea!!!jejeje

La receta de este cascarudito de arriba es igual que la de las Tucuras, pero el anzuelito es de pata mas corta, y con un indicador de pique en Eva.

El de abajo lleva sólo Goma Eva y un brillo metálico Azul cubriendo la patita del anzuelo, para darle ese brillito metálico que tienen los cascarudos en la parte de abajo, si tienen algún brillo en negro supongo que sería mejor aún!!!

Mientras estaba atando en lo de Juan, constantemente se me venían a la cabeza unas fotos de unos alevinos de trucha, que eran como grises oscuro con puntos blancos o algo así, y aprovechando que encontré unas plumitas de gallina de guinea (creo) que tenían una disposición de colores parecidos, até unos streamers intentando imitar alevinos, que aunque no salieron muy parecidos a lo que me imaginaba, le pongo una par de fichines!!jeje

La receta de los streamercitos es: – Anzuelo #6 de 1,5 cm de pata; – Cola y Lomo de pluma de Gallina de Guinea; – Ojitos de Plomo; – Panza: Cualquier Plumita blanda y blanca enrollada tipo hackle (en el de arriba), Pelo de Zorro (en el de abajo); – Agallas de Chenille rojo (en el de abajo).

El que sigue lo até en casa, para ver como quedaba un streamer con la pancita hecha con el forro del cordón que ataba un huevo de pascua, el que fue sacrificado por la causa!!jajaja

Creo que quedó bastante parecido al Mylar Tube o algo así que había visto en el Flychopp, así que quedé contento con el resultado…espero que pesqueeee!!!

También pienso llevar algunas ninfas de Drágon, en especial la que se ve primero que por suerte ya me pagó con varias chanchitas, así que no veo porqué no las querrían tomar las truchas!!!jejeje

La receta de estas ninfas es: – Anzuelo #4 de 1,5cm de pata; – Cuerpo y Cabeza de Dubbing o Chenille; Lomo y Caja Alar de Pluma de Pavo o de Plastiquito tipo el de los folios, ribeteado con alambre de cobre; – Patitas de Plumita de Perdiz “Argentina” (Bien de Acá); – Ojitos de Tanza Quemada o de Cadenita.

Bueno, algunas salieron mas lindas, otras más feas, pero eso no importa, las que deciden son “ellas”, así que espero poder prender alguna truchita cordobesa y volverme con una sonrisa de oreja a oreja!!jejeje

Espero que les sirva de algo esta data, o al menos no haberlos aburrido tanto!!!

Nos vemos en la orilla!!!

Un gran abrazooo!!!

RosRío.

AUTOR: JUAN CRUZ ROMERO

La última quincena de marzo, partimos de viaje de pesca y vacaciones, partimos a la madrugada desde rosario, y llegamos a la tarde a piedra del águila en donde paramos a descansar para seguir viaje la mañana siguiente hasta nuestro primer destino el Lago steffen.

Al dia siguiente llegamos al medio dia al stefen, armamos campamento y des dirigimos a la naciente del tramo 2 del rio manso, en donde hicimos una breve pesca con fly cast y spinning, consiguiendo pescar las primeras truchas todas de poco tamaño.

Al tercer dia, ya con el gomon armado nos dispusimos a navegar el lago y buscar en las paredes de piedras que se unden en el lago alguna trucha comiendo arriba, ya que son lugares profundos y reparados del viento generalmente. Pero no tuvimos mucha suerte, asi fue que probando llegamos a la margen opuesta del lago en donde el manso ingresa al steffen, allí probamos con spinning y nada, hasta que caminando encuentro a una distraída comiendo los bichos que flotaban en el remanso que formaba la entrada del rio al lago, allí después de esquivar varias veces mi mosca la toma, la mosca se ve en la foto, era la primera de muchas.

Mas tarde, después de almorzar, comenzamos a subir por el manso y a pescar, aquí se hicieron presente las truchas marrones que gustaban mucho de unas cucharas negras con puntos amarillos o rojos. Ya el día estaba echo, pescamos la última trucha y nos dispusimos a pegar la vuelta. Al otro día volvimos y seguimos pescando el manso.

Algo para destacar, es el guarda parques, que nos pidió los permisos correspondientes nos dio indicaciones, y aparte nos respondió infinidad de preguntas, acerca de huellas de puma que habíamos encontrado en el camino, diciéndonos que era muy factible ya que había visto uno hace pocos días.

El steffen es un sueño, las truchas no son muy grandes pero si están, y son bastantes como para mantenernos entretenidos, pero decidimos partir hacia nuevos rumbos.

Asi fue que salimos via chile, por paso la angostura queríamos ver si por casualidad se nos daba uno de los grandes Chinook, nos recomendaron el rio petrohue y hacia allí fuimos, pero no conseguimos lugar para acampar (punto y aparte el maltrato de algunos chilenos hacia nosotros) así que dormimos en ensenada y al otro dia nos dirigimos al rio Puelo, que lugar por dios, all0o hablamos con los guías de pesca y nos dijeron que salieron algunos de 25 kilos, desesperamos, pero el tema era que los sacaban subiendo el Puelo con una lancha de aluminio con una turbina de 360 hp, un poco más que mi 5 hp, así que intentamos pescar el desagüe del Puelo en el mar sin suerte al igual que muchos pescadores que estaban allí.

Al otro dia fuimos a la launa Tagua Tagua, impresionante paisaje, alli vimos algunas personas  que habían sacado Chinook de 18 kilos, con señuelos como tucán de alfer (caimán le dicen allí) haciendo troling, nosotros intentamos un rato sin suerte y bastantes aburridos nos dispusimos a pescar otros peces con ninfas desde la orilla.

Al otro día, fuimos a puerto Montt comimos mariscos, y devuelta a nuestro país, el cambio no nos favorece para nada.

Así fue como llegamos al lago Faulkner, en donde gracias al bote lo pudimos recorrer entero, llegando a la margen este en donde pudimos ver muchos ciervos, y pescar alunas truchas muy pequeñas, siempre con moscas cecas y ninfas.

De allí partimos al norte neuquino, en donde quisimos pescar la naciente del Malleo (lago Tromen) pero estaba llena de bañistas, así que nos propusimos a ir a alguna parte del Malleo en donde sea más caudaloso, tratando de pescarlo con streamers y con cucharas, logramos capturar varias truchas y se llevo la mejor nota una marron hermosa que me hizo temblar las patas.

Paramos esa noche en la comunidad mapuche Chiquilihuin en donde fuimos tratados de manera excepcional, y nos llevamos muy lindos recuerdos que nos regalaron, entre ellos un asta de ciervo de 6 puntas que ya está colgada en casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después pescamos el rio Chimehuin, muy bonito en las cercanías de Junín de los andes, y luego fuimos al lago Quillen, que  lago!!!!!!!. aquí empieza otra historia, porque todo lo que habíamos pescado hasta allí, no era nada en comparación con lo que íbamos a pescar, armamos el bote y salimos, a buscar las tan queridas truchas, en un golpe de suerte, una de las líneas quedo olvidada y llego muy profundo, allí, al recoger, pico la primera arcoíris con esta técnica, a ella se le sumaron unas 10 mas, una hermosa fontinalis, unas percas  y un par de salmones encerrados hermosos que nos hicieron enloquecer, con mosca en el lago, solo en las orillas, y acechando muy, pero muy bien a la trucha, siempre en los acantilados, reparados del viento.

Fue el viaje de nuestras vidas hasta ahora, esperamos dejarlo atrás pronto con otro viaje mas espectacular.