Archivos de la categoría ‘CAZA’

silbido del carpincho

Publicado: 10/04/2012 en CAZA
Etiquetas:, ,
Anuncios

Salida a las islas desde Rosario

Publicado: 26/09/2011 en CAZA, NÁUTICA, PESCA
Etiquetas:, , , ,

La aventura comenzó el sábado a la mañana decidiendo si con los gomones (uno de 3 m y otro de 4.3m, los dos con 15 hp) podríamos hacerle frente a la sudestada, de 40 Km. hasta ese momento pronosticada. Decidimos encontrarnos en el río y evaluar; en el instante que estábamos listos, el río dio una leve tregua y cruzamos, muy bien, el de 3 m se sacudió un poco, pero dejándose llevar sin saltar las olas se hacía llevadero, un poco húmedo pero bastante bien, en el de 4.3 ni un problema, muy estable.. así fue que partimos desde la florida y nos dirigimos hacia el norte por el Paraná viejo, tomamos la boca de la milonga, llegamos a la laguna que se forma al costado del puente cuando topa contra el canal accesorio, desde ahí al oeste por el canal la zorra, en donde en otro momento pudimos pescar muy bien, desde aquí tomamos rumbo oeste protegidos por el puente a nuestra derecha, que nos tapaba el viento sur… navegamos unos 15 Km. hasta el arroyo o río san Lorenzo, en donde giramos hacia el norte (río arriba) y lo navegamos otros 5 o 6 Km., hasta una isla, muy linda que creímos propicia para armar campamento, al viaje tomo mas de una hora, retrasados por el lerdo cruce del Paraná, y la marcha regulada por el ahorro al máximo de nafta, ya que solo teníamos un tanque de 24 L y una reserva de 5 L cada uno… apenas llegamos a la isla nos sorprende una yarará de un metro.. empezamos a juntar leña para hacer un fuego y así espantar a toda posible animalia que se le ocurra molestar…

Ni bien llegamos, en el primer intento sobre una correderita con un señuelo, se prendió el primero dorado de un kilo y medio, que fue el único por un rato… apenas pudimos salimos a dar una vuelta con Santiago, a ver que tal las islas, y si había patos, cosa que hicimos, cazamos algunos, no tantos ya que el campamento no estaba destinado tanto a la caza sino a la pesca, la verdad es que el río esta muy desbordado en esta zona.. Vimos muchos patos, muchas garzas, tuyangos, pacá, la verdad que es un lugar hermoso, pero la pesca se hizo desear… por lo menos el dorado… por la noche comimos un guisaso con los patos que cazamos, y seguimos pescando con todo, sábalo, amarillo, lo único que resulto fue la lombriz, que tenia un pique cada vez que caía al agua, sacamos algunos bagres amarillos de lindo tamaño pero nada que nos sorprendiera…

Al otro día siguió la pesca variada con carnada y algunos dorados mínimos con señuelos.

 


El pasado jueves 15 de septiembre y para calentar motores de la temporada de dorados, tarus y demás cazadores que ya se viene, salimos con Poro, Nacho y Juan Cruz a testear las canchas de pesca cercanas a Rosario gracias a la invitación de Leo y Aldo dos amigos que largan con un emprendimiento de guiadas de pesca y ecoturismo en las islas frente a Rosario como opción primera y contando con otra embarcación en la zona norte del gran Rosario para pescar las rendidoras zonas de Timbués, remanso Pellegrini, Careaga, entre otras.

Nos encontramos con Leo y Aldo en el embarcadero de Costa Alta luego del mediodía, saludos de rigor y ya estábamos arriba de la confortable embarcación que nos llevaría a los lugares de pesca, un tracker cabinado marca Islero de 6,2 metros con un motor fuera de borda con un motor Tohatsu 90; embarcación muy cómoda que nos permitió navegar a los seis pasajeros cómodamente sentados y mateando hasta la primer corredera que probamos.

Probamos con señuelos y mosca las correderas que van desde el sanjón La Zorra hasta el San Lorenzo, sin resultado positivo pese a que el rio mostraba sus aguas claras y vigorosas; con sectores de aguas negras que se mezclaban y prometían más que lo que dieron, pero la pesca es asi, a veces se da a veces nos deja con las ganas.

La opción que ofrecen Leo y Aldo es muy práctica para los Rosarinos y quienes visitan la zona, ya que cuentan con dos tremendas embarcaciones, la que nos llevó en nuestro intento y otro casco islero con un motor Yamaha 90 de 4 tiempos que espera pescadores en la zona de Puerto San Martín para golpear las barrancas o pescar el Careaga, tentando dorados, surubies y otras especies a un precio más que razonable para lo que se maneja actualmente.

Nos comento Leo que cuentan con instalaciones en las islas enfrente de Rosario, en la zona de Paraná viejo, donde se puede pasar un dia hermosos de isla, disfrutando de la playa, un buen asado o una cabalgata para avistaje de fauna autóctona y todo arrancando desde el comodo embarcadero de Costa Alta que cuenta además con estacionamiento para muchos autos, por lo que no hay excusa para disfrutar de un excelente dia de pesca o isla en familia.

Bueno, en resumen podemos decir que Leo y Aldo brindan a todos los amigos de la salida al gusto de cada uno, ya sea en cuanto a duración, donde pescar, como y cuando.

El río está hermoso, agua clara y rápida que invitan a soñar con escamas doradas ni bien caliente más el clima espero que les gusten las fotos que hemos sacado y no duden en contactarse con nosotros para salir a pescar o pasear con estos amigos de rosrio, nosotros en estos días vamos a ir a testear la zona de Timbués con la esperanza de llenar de color dorados este blog!!! Saludos a todos.

 

 

Cazando en los montes entrerrianos

Publicado: 10/06/2011 en CAZA
Etiquetas:, , ,

El viernes 3 de junio al mediodía partimos junto a Pedro, Santiago y Seba rumbo a Santa Elena, en el Noroeste entrerriano, donde se junta el Paraná con el gran arroyo Feliciano. En Paraná se agregarían al contingente Pablito, Mauro y Ale. La idea era hacer batidas de caza menor (perdices y liebres) y mayor (ciervos axis).

Luego de un viaje regado de anécdotas y de risas llegamos de noche al monte, ahí no más a armar al ranchada, lo primero el fuego, algunos comenzaron a pelar cebollas y papas para el guiso y otros armamos las carpas.

Esa misma noche salimos en tres grupos a dar una vuelta y ver que se podía cazar, junto con Pedro y Santiago, guiados por El Pelu salimos a ver si podíamos dar con alguna liebre y así juntar carne para el sábado. No tuvimos suerte, no vimos ni una pero Pablito junto a Pablo cazaron una linda orejuda para el guiso.

Los demás muchachos habían intentado dar con el axis pero corrieron con la misma suerte que nosotros.

El sábado amaneció muy frío pero pintando ser un dia hermoso. Luego de apurar unos amargos salí con Pedro y mi bretona Lola a ver qué pasaba con las plumíferas. La cacería la teníamos que hacer en un limpio del monte (chacra) que son unas parcelas de más o menos 30 has de pasturas rodeadas por monte.

En este tipo de lugares conviene cazar a la mañana temprano y última hora por las orillas del monte, ya que la perdiz se refugia en el monte y a la mañana la sorprendemos saliendo a comer y a la tarde volviendo a dormir. Con el sol del medida es recomendable buscarlas en las partes altas del centro de la chacra donde los tinánidos acostumbran comer.

Caminamos con Pedro y Lola un buen rato y nada, decidimos volver, matear un rato y salir nuevamente cuando el sol ya haya calentado más y ver si allí si dábamos con las piezas.

El otro intento fue en vano, caminos un rato, nada y decidimos volver a la ranchada. Allí ya habían regresados los demás y los resultados eran iguales de magros.

Comimos una disquiada de liebre y falda, siesta y a tratar de salvar el honor. Seba, Santiago y Pedro fueron tras los ciervos; con Ale, Pablito y Mauro nos subimos en la chata rumbo a unos potreros bien perdiceros a unos kms del campamento base.

Ahí si dimos con las perdices, en un rato realmente salvamos el viaje, muchas perdices, de diez las perras. Volvimos muy contentos al campamento pensando que seguramente la suerte también había estado del lado de los cazadores mayores.

Mientras limpiábamos perdices llegan “los mayores” solo Santiago pude ver un pintado al que le tiro pero le erro y entonces el viaje termino siendo solo de caza menor.

La pasamos realmente de maravilla, junto a amigos cazadores y pescadores, muchos de vasta experiencia. Como conclusión inminentemente técnica podemos decir que para cazar perdices no hay como pastos cortos, de no más de 30 cm y campos amplios, abiertos y dejar el monte para otro tipo de cacería.

Los mejores campos para perdiz son campos abiertos, sin montes, con pasturas naturales o sembradas y si es cerca de comida (soja, girasol, maíz) mucho mejor.

Recuerden que un rastrojo de soja con gramon en los surco puede ser mucho mejor que cazar rosetales de montes. Un concejo, como siempre que se va a cazar o pescar algo, con la perdiz también vale, buscar donde tiene la comida y donde se resguarda y en horas del mediodía cazar donde tiene la comida y a primeras o últimas horas del día cazar los dormideros, esos es concejo viejo de cazador pero siempre vigente.

Saludos a todos y hasta la próxima salida.

PASO A PASO DE ESCABECHE

Publicado: 10/06/2011 en CAZA
Etiquetas:,

Autor: Lucas Q.

Hola muchachos cazadores, hoy hice un escabechito de vizcachas y quiero compartir la receta con uds. ya que si bien la mayorìa tendrà su receta y sus secretos para ello, puede haber quienes esten arrancando con esto y le sirva una receta que por lo menos a mi nunca me falla tanto de cocciòn como de envasado para conserva del escabeche.
Las fotos que adjunto son con vizcachas que cazamos hace unos días, pero perfectamente se puede hacer la receta con otras carnes de caza.
RECETA: cada un kilo de carne,con una cocción previa de hervor con agua, vinagre, laurel,salvia y romero lleva: 3 zanahorias, 3 cebollas, 1 tomate, 1 cabeza de ajo, 2 tasas de aceite, 1 tasa de vino blanco y 1/2 tasa de vinagre. Sal, pimienta en grano una cucharadita, romero, laurel,oregano y salvia a gusto.
Se coloca la carne con la hervida previa (a mi me gusta deshuesarla)con los demàs ingredientes y se cocina a fuego muy lento para que no se seque hasta que las zanahorias estén a punto, ahi se retira del fuego.

ENVASADO: con el escabeche en caliente (esto es importantisimo) se envasa en frascos previamente lavados y esterilizados (yo los pongo boca abajo en una hornalla de la cocina como muestro en la foto unos segundos). Se llena el frasco con el escabeche caliente dejando unos 2 cm libres hasta la boca, luego se rellena todo con lìquido y se tapa. Las tapas en fundamentas que si son las de roscas sean nuevas y que controlemos que esten en perfectas condiciones tanto su parte metàlica como elborde de goma. Yo le hecho un chorrito de agua caliente a latapa para dilatar la gomo y que cierre mejor. Una vez tapado el frasco se lo envuelve en un trapito, media o algo por el estilo y se lo pone en una olla a la cual le ponemos por adentro y en la base una maderita (tablita de asado va bien), tanto la tablita de abajo como envolver los frascos es que para cuando estos se muevan con el hervor y se choquen entre si y con los bordes de la olla no se rompan. Una vez que llenamos la olla de frascos cerrados y envueltos, llenamos la olla con agua caliente (si ponen fría se pueden rajar los frascos por las diferencias de temperaturas)hasta tapar por varios cm los frascos. Llevamos la olla con los frascos alfuego y tapamos, dejamos calentar y desde que rompiò el hervor contamos 20 minutos y listo, tenemos los frascos de escabeches perfectamente envasados y listos para poner en nuestra despensa yestacionar. Con èste método no se necesita tener los frascos en heladera bastando una buena alacena, oscura y fresca. Yo tengo escabeches de esta forma desde hace muchos años y se mantienen perfectos.
Bueno acà pongo las fotos, espero que les sirva mi pequeño aporte a la parte culinaria del foro y que mis amigos de cacerías aprendan a hacerlo así no me toca siempre a mi!!!

Una salida de caza de menor

Publicado: 09/05/2011 en CAZA
Etiquetas:, , , ,

Por Lucas


Agradeciendo desde ya el espacio cedido por Juan Cruz Romero, para poder escribir una nota en su blog, voy a comentar una salida de caza de perdices que hicimos junto a mi amigo y cumpa de caza Sebastian Luraschi, durante los días 7 y 8 de mayo de 2011 en la zona de Tapalque, centro de la provincia de Buenos Aires.

La salida se programó para estar en Tapalque el viernes a la noche, con la idea de cazar sábado completo y domingo a la mañana, para emprender el regreso al mediodía.

La planificación de la cacería, en tres bloques de caza, es decir, sábado a la mañana, sábado a la tarde y domingo por la mañana, no responde únicamente a conveniencia horaria o de viaje, sino también a no agotar en demasía a nuestros perros de muestra.

Por mi experiencia y la de varios de mis amigos cazadores y criadores de perros de muestra, un perro puede desempeñarse correctamente en cacería en jornadas limitadas, de entre hora y media y dos y no más de dos días seguidos de caza.

Si extendemos ese tiempo o la cantidad de jornadas, nuestro fiel amigo se comenzará a cansar más de lo debido, esto trae distracciones, malas muestras, en fin todo un mal desempeño que solo logra empañar la salida de caza y en perros de mas de 5 años puede acarrear serios problemas de salud y hasta la muerte súbita.

La cacería yo la realice junto a mi querida perra Lola, una bretona que comienza a andar su sexta temporada de caza, es decir que es una perra madura y hecha y derecha en lo que es muestra y recupero de presas de caza. Mi cumpa Seba cazaría con su perra Pampa, una perra braco Kurza de siete años de edad y muchísima experiencia en el campo.

Utilizaríamos por mi parte una escopeta marca Franchi calibre 20 yuxtapuesta con choque medio y cilíndrico, cartuchos Orbea de munición 8. Seba por su parte usa calibre 12 y cartuchos munición 7 en 30 gramos.


Preparada para arrancar

Pasando ya a la cacería, el sábado por la mañana arrancamos con mucho rocío y un lindo viento, ideal para que nuestros perros puedan ventear y encontrar los rastros adecuadamente.


Costaba encontrar las perdices, ya que siempre a principio de temporada las bichas andan muy desparramadas, muchos pastos, muchos sembrados y cuesta encontrarlas en los lotes, pero gracias al correcto andar de nuestros perros pudimos llegar a una buena cantidad de perdices para antes del asado.


Luego de rico asado cocinado por el Feli y compartido con la gente del campo partimos hacia la localidad de Alvear donde probaríamos otro campo y la idea sería ver de cazar algunas coloradas.



La tarde se presento ideal, calmo bastante en viento que había soplado muy fuerte al mediodía y el campo era pintado.

Perdiciamos un rato y para entradas las 16 horas encaramos un lote de cardo castilla (pasto duro y espinado donde acostumbran dormir las colos) pegado a un sorgo en pie, el lugar era el soñado por todo cazador de perdices de ala roja.


Perdiciendo con Lola

En un rato pudimos cazar unas cuantas y ver volar muchas, la idea no es matar sin más estas verdaderas gallinitas, sino cazar algunas para darnos el gusto y después evaluar la cantidad que viven en el campo, ya que notamos que año a año, gracias a como lo cuidamos, la población de colos es cada vez mayor.


Cazando coloradas


Cansados pero satisfechos, regresamos a Tapalque, para luego de un buen baño, picar algo y a la cama.

El domingo amaneció hermoso, fresco pero ya muy ventoso, hecho que no nos achicó y salimos a un campo para la zona de San Bernardo.

Campo hermoso para la perdiz chica, pastos bajos, amarillitos con pajonalcitos chicos donde la perdiz se refugia antes las amenazas de cazadores, perros, zorros, entre otros depredadores naturales y no tanto.

Largue a la Lola tipo nueve de la mañana y para las diez ya teníamos el chaleco lleno y volvimos al auto a dejar perdices, hidratarnos (importantísimo tener el perro bien hidratado porque de ello depende gran parte de su olfato) y descansar un rato las piernas.


Lola sosteniendo la marca

Luego de un rato de ver el campo, junto al Feli, decidimos hacer la última rondita del lance. En esta oportunidad le toco tirar al Feli y a mí las fotos.


El Feli y Lola en acción

La Lola la verdad que deslumbro a propios y extraños en el campo ese domingo a la mañana y yo no podía ocultar mi orgullo por mi bretoncita perdicera.


La Lola ventenado una perdiz colorada

Como final de esta notita, comento que cacé con calibre 20 como comenté y en munición 8 y pese al viento no tuve problemas en derribar varias presas. El secreto es saber anticiparnos gracias a la posición del perro, sentido del viento y nuestra propia posición en donde saldrá al vuelo la perdiz y una vez en el aire, seguirla con la escopeta, taparla, adelantar mas de lo normal y sin cortar el swing apretar el gatillo y esperar la caída. Todos estos conceptos si Juan Cruz lo permite lo trataré de explicar en mi próxima nota.

Saludos a todos y gracias por su atención.


El resultado de la mañana del domingo