Finde de pesca en la Boya 500!

Publicado: 05/05/2011 en PESCA, PESCA CON MOSCA
Etiquetas:, , , , , ,

31/08/2010

AUTOR: PEDRO AMELONG

Hola Gente!

Este Sábado y Domingo pasados anduvimos de pesca junto a Lucas y un grupo de amigos suyos (que pertenecen a la Peña Pesquera “El Carayá”: Gente de primera!!!) por la zona de la Boya 500. Saliendo desde Puerto Gaboto fueron unos 35 minutos de lancha.

Ya en la isla nos alojamos en las cabañas “Isla Margarita”, donde nos atendieron de muy buena manera, nos sentimos muy cómodos en el lugar, y compartimos relatos épicos de pesca con “Machi” que es uno de los dueños del lugar junto con su mujer.


Esa zona de islas que no conocía es realmente HERMOSA. Riachos y arroyos muy pero muy lindos, con mucha vegetación, algunos con muy lindas correderas, y otros con menos caudal debido a la bajante que viene marcando el río.


Los cursos que pescamos, si mal no recuerdo se llamaban: El Angelito, El Tabaco, y un par mas que no recuerdo bien.

Al principio no estuvo fácil el pique, probábamos en las correderas más fuertes, pero sin resultados. Supusimos que pueda ser porque la fuerza del agua no permitía bajar nuestras moscas a la profundidad donde se agazapa el dorado.
Así que nos fuimos moviendo en busca del pique, finalmente lo pudimos encontrar en un corte de agua, donde se veía que el riacho alimentaba una de las tantas lagunas del lugar.

La respuesta fue más que inmediata, y se notaba que el bicho estaba reacardumado. Era una cosa de locos, pique tras pique y sin parar. Así las cosas, fui cambiando a moscas algo más grandes con la intención de tentar a Mama o Papa dorado, pero se ve que andaban por otros lados, o que no supimos tentarlos lo suficiente (lo más probable supongo).

En esta entradita de agua fue donde los encontramos por primera vez:

Acá el Colo a full con spinning:


Habiendo pescado más que bien allí, nos mudamos al arroyo “El Angelito”, tratando de llegar a unos saltos que tiene el mismo, pero nos fue imposible porque el nivel del agua no nos lo permitía. Así que llegamos hasta donde pudimos, y si bien se veía mucha actividad de lo que parecían Taruchas, yo no pude pinchar ninguna, pero creo que Lucas pudo agarrar un par.


Muy bajo el nivel del agua, seguíamos caminando (sin piques) buscando un lugar donde se unía este arroyo con otro, y SI, efectivamente allí estaban de nuevo los muy salvajes. Nuevamente era una cosa de locos, pero había que tratar de poner la mosca bien donde se juntaban las dos corrientes de los arroyos, ya que más abajo o más arriba no picaban los muy guachos.

Otra vez cambié por moscas más grandes para ver si venían Papa o Mama pero sin resultados, sólo estaban los pibes. Lindo fue el julepe que me pegué cuando puse una mosca con ojitos de plomo que nadaba bien por el fondo, cuando de repente siento el pique, clavo con la línea y comenzó una corrida bien por el fondo del agua con lo que me imaginaba que había venido Papucho Dorado.

Costó un poco, hasta que al final asomo un cachorrito de Surubí que desgraciadamente estaba enganchado del lomo, por lo menos me llevé la emoción de las corridas.


Al otro día, después del vendaval de la ostia que soplo a la noche fuimos a recorrer otros arroyos, pero ya con el clima bastante mas frío y con BASTANTE viento, lo que complico algo la cosa, pero no nos quedamos sin pescar varios doradillos; en este caso más chicos que los del día anterior, con alguno que otro más respetable.


Los mosqueros éramos Lucas con caña #6, Horacio con caña #8, Seba con caña #8 (que hacía sus primeras armas en el Fly), y yo con mi cañita #6/7 a la que tantas emociones le debo.

Seba haciendo sus primeras armas y estrenando equipo nuevo:

Las moscas que mas nos rindieron fueron Deceivers de colores claros: tipo Charteuse con amarillo y rojo o naranja, o Charteuse con celeste, aunque con colores más oscuros también salían, pero no tanto.

Quiero destacar que estoy contentísimo con la línea Río Mainstream Bass, Pike & Panfish, que tanto me recomendaron para castear moscas grandes como para dorado, y con la que me resulta realmente agradable el casteo. La considero una muy buena inversión.

Desde ya que agradezco a Lucas por la invitación a la salida, y a sus amigos de “El Carayá”, quienes me hicieron sentir como uno más de los suyos, y realmente me mié de la risa entre asados y anzuelos.


El broche de oro, una hermosa fritanga de variada en la isla antes de volvernos, NO TIENE PRECIO Y NO LA PAGA UNA MASTER!JAJAJA :

Espero que les haya gustado, y que pronto se repita una salida de estas, que realmente fue de las mejores.

Un fuerte abrazooo. Nos vemos en el río.

RosRío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s