Archivos para abril, 2011

BUENAS!

Publicado: 26/04/2011 en RosRio
Etiquetas:, , , , , ,

Bienvenidos a RosRío, un espacio donde nuestro visitante se encontrará con relatos, notas y artículos relacionados con todo tipo de actividades al aire libre.

Este sitio es realizado por un grupo de muchachos que se conocieron a través de la pesca con mosca, pero cuya amistad y pasiones van mucho más allá de esta atrapante modalidad de pesca, en las que se incluyen salidas de pesca, de caza, campamentismo,  travesías y mucho más.

Esperamos que se sienta ameno en nuestra casa, y que pueda disfrutar de nuestras salidas tal como lo hacemos nosotros.

Lo invitamos a explorar nuestro sitio y a descubrir junto a nosotros nuevas aventuras, actividades y lugares que nos vaya mostrando el camino.

Un fuerte abrazo, RosRío.

Anuncios

AUTOR: JUAN CRUZ ROMERO

La última quincena de marzo, partimos de viaje de pesca y vacaciones, partimos a la madrugada desde rosario, y llegamos a la tarde a piedra del águila en donde paramos a descansar para seguir viaje la mañana siguiente hasta nuestro primer destino el Lago steffen.

Al dia siguiente llegamos al medio dia al stefen, armamos campamento y des dirigimos a la naciente del tramo 2 del rio manso, en donde hicimos una breve pesca con fly cast y spinning, consiguiendo pescar las primeras truchas todas de poco tamaño.

Al tercer dia, ya con el gomon armado nos dispusimos a navegar el lago y buscar en las paredes de piedras que se unden en el lago alguna trucha comiendo arriba, ya que son lugares profundos y reparados del viento generalmente. Pero no tuvimos mucha suerte, asi fue que probando llegamos a la margen opuesta del lago en donde el manso ingresa al steffen, allí probamos con spinning y nada, hasta que caminando encuentro a una distraída comiendo los bichos que flotaban en el remanso que formaba la entrada del rio al lago, allí después de esquivar varias veces mi mosca la toma, la mosca se ve en la foto, era la primera de muchas.

Mas tarde, después de almorzar, comenzamos a subir por el manso y a pescar, aquí se hicieron presente las truchas marrones que gustaban mucho de unas cucharas negras con puntos amarillos o rojos. Ya el día estaba echo, pescamos la última trucha y nos dispusimos a pegar la vuelta. Al otro día volvimos y seguimos pescando el manso.

Algo para destacar, es el guarda parques, que nos pidió los permisos correspondientes nos dio indicaciones, y aparte nos respondió infinidad de preguntas, acerca de huellas de puma que habíamos encontrado en el camino, diciéndonos que era muy factible ya que había visto uno hace pocos días.

El steffen es un sueño, las truchas no son muy grandes pero si están, y son bastantes como para mantenernos entretenidos, pero decidimos partir hacia nuevos rumbos.

Asi fue que salimos via chile, por paso la angostura queríamos ver si por casualidad se nos daba uno de los grandes Chinook, nos recomendaron el rio petrohue y hacia allí fuimos, pero no conseguimos lugar para acampar (punto y aparte el maltrato de algunos chilenos hacia nosotros) así que dormimos en ensenada y al otro dia nos dirigimos al rio Puelo, que lugar por dios, all0o hablamos con los guías de pesca y nos dijeron que salieron algunos de 25 kilos, desesperamos, pero el tema era que los sacaban subiendo el Puelo con una lancha de aluminio con una turbina de 360 hp, un poco más que mi 5 hp, así que intentamos pescar el desagüe del Puelo en el mar sin suerte al igual que muchos pescadores que estaban allí.

Al otro dia fuimos a la launa Tagua Tagua, impresionante paisaje, alli vimos algunas personas  que habían sacado Chinook de 18 kilos, con señuelos como tucán de alfer (caimán le dicen allí) haciendo troling, nosotros intentamos un rato sin suerte y bastantes aburridos nos dispusimos a pescar otros peces con ninfas desde la orilla.

Al otro día, fuimos a puerto Montt comimos mariscos, y devuelta a nuestro país, el cambio no nos favorece para nada.

Así fue como llegamos al lago Faulkner, en donde gracias al bote lo pudimos recorrer entero, llegando a la margen este en donde pudimos ver muchos ciervos, y pescar alunas truchas muy pequeñas, siempre con moscas cecas y ninfas.

De allí partimos al norte neuquino, en donde quisimos pescar la naciente del Malleo (lago Tromen) pero estaba llena de bañistas, así que nos propusimos a ir a alguna parte del Malleo en donde sea más caudaloso, tratando de pescarlo con streamers y con cucharas, logramos capturar varias truchas y se llevo la mejor nota una marron hermosa que me hizo temblar las patas.

Paramos esa noche en la comunidad mapuche Chiquilihuin en donde fuimos tratados de manera excepcional, y nos llevamos muy lindos recuerdos que nos regalaron, entre ellos un asta de ciervo de 6 puntas que ya está colgada en casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después pescamos el rio Chimehuin, muy bonito en las cercanías de Junín de los andes, y luego fuimos al lago Quillen, que  lago!!!!!!!. aquí empieza otra historia, porque todo lo que habíamos pescado hasta allí, no era nada en comparación con lo que íbamos a pescar, armamos el bote y salimos, a buscar las tan queridas truchas, en un golpe de suerte, una de las líneas quedo olvidada y llego muy profundo, allí, al recoger, pico la primera arcoíris con esta técnica, a ella se le sumaron unas 10 mas, una hermosa fontinalis, unas percas  y un par de salmones encerrados hermosos que nos hicieron enloquecer, con mosca en el lago, solo en las orillas, y acechando muy, pero muy bien a la trucha, siempre en los acantilados, reparados del viento.

Fue el viaje de nuestras vidas hasta ahora, esperamos dejarlo atrás pronto con otro viaje mas espectacular.

AUTOR: JUAN CRUZ ROMERO

Una buena opción para iniciarse en la náutica.

Buscando entre las posibilidades que tenemos a nuestro alcance , poniéndonos como extremos por un lado un cayas y por otro un yate, hay cientos de variantes, desde ese punto empezamos a ver nuestras propias variables, que son, costo de la embarcación, uso que le vamos a dar, transporte, alojamiento, costo de mantenimiento y de combustible.

Retrotrayéndome un poco a hace unos años atrás mi única opción era un cayac, el cual me dio muchas alegrías, pero también algunas incomodidades, como la inseguridad, la incomodidad, el tiempo con el que debemos contar para llegar hasta los lugares en los que podemos pescar, y por otro lado tiene a favor que nos obliga a hacer ejercicio, movido por las ganas de pescar o cazar, no se nota el esfuerzo.

Otra de las variables era el transporte, para recorrer grandes distancias y con un auto chico es muy difícil transportar un kayak normal.

Por eso y por la comodidad comencé a buscar las posibilidades y di con los gomones desarmables que van de los 2.6 m a los 4.5 aproximadamente, siendo el tamaño del gomón guardado en su bolso de 120 por 60 por 50 (gomón de 3 mts.) que entra en el asiento trasero de cualquier auto por más que sea dos puertas, y es posible propulsarlo con un motor 5 hp , que con dos personas y equipo alcanza unos 10 km por hora, el motor entra en el baúl cómodo, gasta muy poca nafta, en un fin de semana nos sobra con el tanque auxiliar de 12 litros, aparte el costo es mucho menor que el de cualquier embarcación, no tenemos que dejarlo en una guardería, y no se matricula porque son desarmables.

Probablemente el motor de 5hp 4 tiempos es lento si queremos llegar lejos, pero es muy cómodo para su transporte, y nos lleva a los lugares de pesca que de otra forma no podríamos llegar.

Lo probamos en un viaje  de 2000 kilómetros, yendo por cada lago que pudimos de Neuquén y de chile, con el auto cargado con todo el equipo de camping, el bote, el motor la ropa, alimentos y equipos de pesca, dos personas viajamos cómodamente. También lo usamos en el rio Paraná, en donde las distancias son mucho más largas, para esta zona probablemente convenga agrandar el motor

Es una opción, a priori, muy recomendable.

Para tener en cuenta:

El bote debe tener el piso de madera rígido, para poder pararnos y castear desde el bote.

La quilla rígida de madera le otorga mayor estabilidad contra las olas.

El motor 2 tiempos no está autorizado en algunos lagos del sur, aunque nunca nos controlaron.